En un acto en el CCK, Mauricio Macri se refirió graciosamente sobre las preferencias de abuelos por la pornografía. "Después tuvimos que dar de baja las cuentas, porque el porno batía récord... estaban como locos (los abuelos)", dijo entre risas el jefe de Estado, que hasta mencionó de qué geriátrico hablaba: el hogar San Martín, ubicado en el barrio de La Paternal.

El establecimiento, ubicado en Warnes 2650, cuenta sin embargo con una historia menos risueña. Durante la gestión de Macri como jefe de Gobierno, sus integrantes llegaron a hacer hasta una huelga de hambre en reclamo de mejoras edilicias, que recién comenzaron a hacerse realidad, lentamente, un año después durante la campaña presidencial.

El hoy presidente visitó el hogar en junio de 2011, en un acto oficial donde inauguró una sala teatral para los casi 300 residentes. Al menos, esa fue la última vez que visitó e hizo pública su presencia, de acuerdo a la información oficial que difunde en las redes sociales. En ese momento, se preparaba para ser reelecto al frente del Ejecutivo municipal.

Macri en el hogar de ancianos "San Martín"

Sin embargo, la vida no era color de rosas para los jubilados que allí vivían. En 2014, recuerda la agencia Télam, sus habitantes realizaron una huelga de hambre durante más de una semana. El motivo estuvo lejos de ser la suspensión del contenido pornográfico en sus laptops: tenía que ver con las malas condiciones de atención.

LEE MÁS

Embed

Desde un edificio deficiente, pasando por la calidad de los alimentos hasta cortes constantes en el suministro de agua y luz, los abuelos que allí vivían comenzaron una huelga de hambre que duró unos 8 días.

"La comida en este lugar es mala y poca, los laboratoristas del hospital Tornú advirtieron que muchos de nosotros estamos anémicos, y a pesar de eso seguimos con el mismo menú todas las semanas y ni siquiera podemos repetir el plato porque de nuestras raciones también tienen que comer el persona", dijo en ese entonces a la agencia estatal Carlos Pintos, residente y uno de los impulsores de la protesta.

LEE MÁS

Embed

Tras la firma de un acta compromiso junto a la ministra Carolina Stanley y el defensor de la Tercera Edad, Eugenio Semino, los adultos mayores suspendieron la protesta el 6 de mayo de aquel año.

En diálogo con El Destape, Semino confirmó que tras aquella protesta se comenzó una serie de obras para mejorar la situación. "Ahora (el geriátrico) se encuentra en obra, está como el promedio de los hogares privados", resumió a este medio. El 11 de junio, Stanley realizó un acto en el inauguró la ampliación del San Martín.