La Primera Dama Juliana Awada utilizó un vestido de la marca de ropa de la hija de Marcelo Tinelli para el encuentro con Donald y Melania Trump y tras ello, estallaron las críticas por un supuesto plagio.

Ante ello, la marca se vio obligada a emitir un comunicado en donde aclaró que el vestido fue “inspirado” en un vestido de Carolina Herrera que usó la reina Letiza en 2015, y, como si fuera poco, Candela Tinelli, hermana de Micaela, la dueña de la marca, salió con los tapones de punta.

LEER MÁS: El fallido de una periodista de Clarín en la cobertura de la visita de Macri a Trump

A través de Twitter, la joven escribió: “La respuesta a todos los giles“, junto a una imagen en el que se lee un famosa frase de Pablo Picasso: “Los malos artistas imitan, los grandes artistas roban”.

Embed

En esta nota