Tras décadas de silencio, Nilda Escalada, la hermana de Margarita Barrientos, habló por primera vez y contó lo que, afirma, es "su verdad" respecto a la titular del comedor Los Piletones y una de las dirigentes sociales preferidas de Mauricio Macri. "Si no tiene amor por su propia hermana, ¿qué va a tener amor por otros?", disparó.

Escalada tiene hoy 50 años, y llegó a Buenos Aires en 1999, tras observar a Barrientos en televisión, cuando el premio de mujer del año le valió un almuerzo en el programa de Mirtha Legrand y la sociedad comenzaba a conocer su historia de vida en profundidad.


Tras ello, la mujer, que se encontraba en un hogar transitorio, salió bajo la responsabilidad civil de Barrientos, dado los problemas de epilepsia que padece desde su adolescencia. Nilda sufre la enfermedad desde la muerte de su madre, quien falleció "en sus brazos" casi cuarenta años atrás.

En diálogo con este medio, la hermana de la dirigente social fue lapidaria: "Ella fue y me sacó de un hogar, no me tuvo ni un año y me echó", explica hoy en referencia a Barrientos. Y agrega: "Me duele en el alma que ella diga que soy enferma mental: si soy enferma mental ella tendría que tener más atención o no?".

Embed


En esta nota