En tiempos de grieta, el caso de Santiago Maldonado despertó una repentina preocupación entre quienes no solían prestarle atención a las desapariciones forzadas. Así, Julio López y Luciano Arruga pasaron a ser prioridad para algunos, pero otros vienen reclamando hace tiempo para que se haga Justicia.

Tal es el caso de Vanesa Orieta, la hermana del adolescente que desapareció en Lomas del Mirador en 2009 y cuyo cuerpo apareció en el cementerio de la Chacarita en 2014 como NN. Un policía bonaerense, Julio Torales, fue condenado en 2015 a 10 años de prisión por haber torturado a Luciano un año antes, como parte de la presión que ejercían los oficiales con el fin de que se convirtiera en un "pibe chorro" que robara para ellos. La propia Policía.

En diálogo con El Destape, Vanesa se para por encima de discusiones sin sentido y pide acompañar a la familia como única forma de saber dónde está Santiago Maldonado."Es momento de abrazar fuerte a la familia de Santiago, ser Solidarios y Respetuosos. Ellos son la principal voz que tenemos que escuchar", reclama.

Maldonado desaparece por la represión ordenada por el Gobierno de Mauricio Macri, no hay que hacer diferencia entre las desapariciones forzadas", pide.

-¿Qué pensás de los que contestan a la desaparición de Santiago Maldonado con la de tu hermano, Luciano Arruga?

-Debemos empezar a preocuparnos por la situación represiva que nos rodea y que los diferentes gobiernos han implementado como forma de control social. Se hace necesario analizar todos los casos de desapariciones forzadas, las lógicas que operan para que la impunidad se perpetúe y los familiares no podamos saber la verdad y condenar a los responsables materiales, políticos y judiciales.

-¿Es comparable la situación de tu hermano con la de Maldonado?

-Sí, ambos sufrieron una desaparición forzada; a mi hermano lo secuestró, torturó y desapareció la Policía Bonaerense; a Santiago, la Gendarmería. La falta de una investigación rápida y exhaustiva es la que ocasiona en ambos casos que no se puedan obtener las pruebas necesarias para avanzar hacia la verdad. El rol judicial es fundamental a la hora de entorpecer la investigación dejando limpia la figura de quienes denunciamos como responsables materiales.

La responsabilidad directa o la omisión por parte de los gobiernos de turno hacen clara la responsabilidad del Estado Argentino en cada una de las desapariciones en democracia.

LEE MÁS "El papelón de Federico Andahazi con Luciano Arruga"

-¿Crees que hay una orden del poder político o son las propias fuerzas de seguridad que actúan de forma corporativa?

-Los familiares y amigos de Luciano Arruga descartamos la teoría del autogobierno de la fuerzas. Los diferentes gobiernos constitucionales utilizaron estas fuerzas y crearon nuevas con cada pedido de mas seguridad y con el fin de controlar a los sectores más pobres, a los pueblos originarios y a todos aquellos que se organizaran y lucharan defendiendo sus derechos. Nunca se los escuchó, a los altos funcionarios de los diferentes gobiernos constitucionales, hablar de un autogobierno que pusiera en peligro la vida de los ciudadanos. Todo lo contrario: nos llenaron de mas policías, gendarmes, prefectos a medida que crecían los discursos xenófobos, discriminadores y criminalizantes.

Sí, las fuerzas actúan corporativamente a la hora de ocultar su violencia, pero esa violencia emana del Estado mismo que piensa en las fuerzas de seguridad como garantes del control y disciplinamiento.

LEE MÁS

Embed