Un informe de la ONU afirma que las firmas offshore que actúan en Argentina evaden cada año unos 21 mil millones de dólares, dinero suficiente para mantener la fórmula de actualización de las jubilaciones e instalar el 82% móvil.

Ese monto equivale a entre 4 y cinco puntos del Producto Bruto Interno (PBI), según los datos se desprenden de un trabajo de la Universidad de las Naciones Unidas, a través de su Instituto Mundial para Investigación sobre Desarrollo Económico.

De acuerdo con un informe de Marcelo Colombres para Tiempo Argentino con esa suma de dinero, el Gobierno podría sanear íntegramente el sistema previsional, mantener la fórmula de actualización (que se quiere reemplazar por una va en detrimento de los jubilados) y garantizar el 82% móvil para todos los jubilados.

El estudio también presenta una tabla que ordena a los países según el daño que sufren por estas evasiones. En ese ranking, Argentina ocupa el octavo lugar entre 145 países investigados. El documento tiene el aval de Tax Justice Network (TJN), una ONG inglesa especializada en en el daño que causan las empresas offshore en el mundo.

Las reveladoras investigaciones de Panamá Papers y Paradise Paperse dejaron al descubierto la participación del presidente Mauricio Macri y algunos de sus ministros, como Luis Caputo y Juan José Aranguren, en empresas de estas características.