El ex secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, afirmó que “hay que limar todas las asperezas” y “convocar a todos” los peronistas de cara al 2019. “A mí me encantaría Cristina – Pichetto o Pichetto – Cristina. Abarcamos todo, y el que esté mejor de salud, que encabece la fórmula”, apuntó. También aseguró que pone “las manos en el fuego” por Julio De Vido.

“Nos precisamos todos. Todos juntos en el 2019 ganamos. El 22 de octubre en la provincia de Buenos Aires ganamos: el problema es que ganamos en tres fórmulas distintas“, afirmó, y agregó que “la ingeniería electoral” en ese distrito “fue mala, por no decir, un asco“.

Sobre el resultado a nivel nacional, Moreno dijo que el peronismo sacó “el 47 por ciento de los votos“, contando a “todos los que se dicen peronistas más los aliados de las últimas décadas” -los oficialismos provinciales de Misiones y Santiago Del Estero-. “El que perdió es el Gobierno, pero parece que ganó por la ingeniería electoral que hicimos”, expresó en diálogo con Radio Caput.

Sobre la quita de fueros y posterior detención del diputado Julio De Vido, aseguró que éste “está muy cerca” de ser un preso político y prometió ir a visitarlo. “Pongo las manos en el fuego por De Vido y por muchos compañeros; y si me quemo, me quemo, porque la vida es así”, señaló.