Mirtha Legrand no pierde la oportunidad para pedirle a todos sus invitados que opinen sobre la realidad del país y, especialmente, a lo que se denomina "la grieta".

Aunque dice que "odia" esa definición, la conductora la usó para que el actor Julio Chávez brinde su parecer. Sin embargo, Chávez se negó a expresar su impresión sobre el tema y dejó sin palabras a Legrand.

LEER MÁS: El inoportuno tuit de Macri después de la derrota de Boca

"He leído y leo a historiadores, pensadores y economistas que se han puesto sobre los hombros el problema de la política y no tengo ni derecho ni opinión como para pensar. Opinar es mas fácil, pensar es complicado", aseguró Chávez.

"Me cuesta mucho porque soy una persona que he advertido que si entiendo un problema voy a tener que accionar. Entender y no hacer nada no me gusta", sumó.

Embed