Luego de que el Gobierno anuncie una corrección en su meta inflacionaria, el dólar se disparó a un nuevo récord. En el medio transcurrió una nueva reunión paritaria de los bancarios, tras la cual los trabajadores denunciaron presiones de las cuatro cámaras para que no haya actividad financiera el viernes y, por lo tanto, congelen la escalada del tipo de cambio.

Desde La Bancaria denunciaron a El Destape que las patronales y el Banco Central los empujan a una medida de fuerza que no quieren generar. “Buscan incitarnos a que paremos mañana, pero no vamos a ser instrumento de esta provocación”, explicaron.

En el encuentro paritario, las patronales insistieron en entregar una suba de sólo el 9% para todo 2018, lo que ya se ubicaba por debajo de la anterior meta inflacionaria del BCRA (10%) y quedó aún más lejos de la nueva, del 15%. Si bien en el gremio no deslizan los números demandados, la propuesta oficial generaría una pérdida del poder adquisitivo de al menos seis puntos porcentuales, lo que puede ensancharse en caso de que el Gobierno no consiga cumplir con sus objetivos el año próximo.

Desde la autoridad monetaria que preside Federico Sturzenegger no quisieron realizar ningún comentario. Si bien este medio recibió la misma respuesta de cámaras patronales, una compañía deslizó que La Bancaria “ya sabía del 9% desde antes de hoy”, mientras que una entidad extranjera ponderó que la cláusula gatillo ofertada podría permitir que los salarios igualen el alza de precios, aunque no ganarían poder adquisitivo.

No obstante, el malestar generado en el sindicato no se debió a la oferta, sino a la intransigencia de ABA, ADEBA, ABAPPRA y ABE y el Central, que interpretaron como una provocación para involucrarlos en una puja de la que son ajenos. El apuro se explica con que aún no se cerró la paritaria que debe aplicarse desde enero de 2018, es decir, la próxima semana.

Una fuente que participó en el encuentro de hoy en el Ministerio de Trabajo detalló a este medio que algunas entidades que escuchan a economistas neoclásicos catastrofistas temen una corrida en el último día hábil del año que lleve al billete estadounidense por encima de los $ 20.

José Luis Espert había adelantado un mes atrás la posibilidad de un nuevo “corralito”. En América había opinado: "Es una locura lo que están haciendo. Los bancos argentinos tienen títulos de deuda. ¿Qué creen que van a hacer los bancos cuando el Estado no les pague? No le van a pagar los depósitos a la gente".

Hoy el dólar escaló 66 centavos después de que el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, anuncie un ascenso de la meta inflacionaria de cinco puntos porcentuales para el año próximo. Sumado a la baja en la tasa de las Lebac en el mercado secundario y la demanda estacional de billetes verdes por el verano, esto empujó al tipo de cambio a un nuevo récord, de $ 19,46.

LEER MÁS: Tras incumplirla, el Gobierno sube 5 puntos la meta de inflación