Los errores de la gestión Cambiemos durante la semana pasada, como la condonación de la deuda del Correo Argentino y la resolución que bajaba las jubilaciones, repercutió en el Gobierno. El periodista Luis Majul se hizo eco de esta situación y escribió una nota donde denuncia un "plan sistemático" para "destruir" la imagen de Mauricio Macri.

"El Presidente tomó conciencia cabal del verdadero poder de daño de Cristina Fernández y de su mesa chica ‘de inteligencia paralela’", lanzó el empresario según le informan desde la Casa Rosada.

Majul, que a través de su productora recibió de parte del Gobierno de la Ciudad casi 14 millones de pesos en concepto de publicidad y a través de contrataciones directas entre 2008 y 2015, contó que "desde el Gobierno señalan a la ex presidenta, junto a personajes a quienes consideran ‘oscuros y resbaladizos’, como el ‘dipu-espía’, Rodolfo Tahilade, Horacio Verbitsky y la procuradora Alejandra Gils Carbó como responsables de impulsar, de manera coordinada y subrepticia, un sistemático operativo de destrucción de la imagen del Jefe de Estado".

El modus operandi, según detalla Majul siempre en base a declaraciones en off the record, consiste en varios pasos: "Primero, casi siempre, Tahilade, presenta una denuncia formal. Luego, ‘el comando de operaciones’ espera que el fiscal de turno inicie una causa o la desestime. El tercer paso es ‘la imputación’ de los ‘sospechosos’ decidida por el fiscal de turno".

LEER MÁS: Carrió se cansó de los errores del Gobierno y advirtió a Macri

Sin embargo, Majul advierte que "el verdadero ‘éxito’ de la operación consiste en lograr que los grandes medios y los principales periodistas se hagan eco del suceso. Y que lo presenten en los mismos términos de sospecha y delito".

Por último, en su columna publicada en el diario El Cronista, Majul dice que "a Macri ya no le quedan dudas sobre las verdaderas intenciones de los operadores de Cristina". Y cierra: "Cree que pretenden que no termine su mandato".