La actividad económica en julio se hundió 5,9% respecto al mismo mes del año pasado y cayó 0,4% frente al período anterior, según informó el INDEC. De esta forma, se hilvanaron cuatro meses consecutivos de caída, siendo la de julio la más fuerte luego de la contracción de 4,7% que se había producido en junio.

La progresión interanual es la siguiente: enero 0,4%, febrero 0,6%, marzo 0%, abril -2,8%, mayo -2,7%, junio -4,7% y julio -5,9%.

LEER MÁS: "Macri está desesperado por buenas noticias", según la británica The Economist

La medición intermensual arrojó los siguientes resultados: enero -0,2%, febrero -1%, marzo 0,7%, abril -1,5%, mayo -0,9%, junio -0,2% y julio -0,4%.

Analistas privados y los cálculos oficiales ya habían anticipado que el segundo trimestre había sido el peor lapso del año en materia de actividad económica. Los datos corresponden al Estimador Mensual de Actividad Económica (EMAE) que se difunde a modo de adelanto de la evolución del PBI que se da a conocer en forma trimestral.

El Gobierno entiende que la economía dejó de caer en el tercer trimestre del año y espera un alza de 3,5% para 2017. En el proyecto de ley de presupuesto para el año próximo que el Ejecutivo envió al Congreso calculó que 2016 tendrá una caída del PIB de 1,5%.

En la medición del Indec entre enero y agosto la actividad cayó 2,3% frente al mismo período de 2015. Esto permite inferir que se aguarda un recorte en la tendencia negativa especialmente con los resultados del cuarto trimestre del año.

El Gobierno considera que la baja de la inflación, los aumentos a jubilados y las acreditaciones de cuotas de paritarias ya pactadas apuntalarán el consumo doméstico y facilitarán la recuperación de la economía.

En esta nota