El Gobierno parece no haber calmado los ánimos de los organizaciones sociales tras la reglamentación de la Emergencia Social. Por el contrario, el clima cada vez más adverso dispara posturas más duras y desde la CTEP, ligada al papa Francisco, ya le avisan a Macri que el ajuste y represión de la protesta puede terminar muy mal.

LEE MÁS "Tras el informe de la UCA, comienzan los cambios en el Gabinete"

Así lo hizo saber el referente de la organización social y del Movimiento Evita, Gino Onorato, en declaraciones a FM Futurock. Consultado por la represión de la Policía Federal y de la Ciudad, Onorato recalcó: "El Gobierno se equivoca. Si sumamos ajuste y represión, va a tener que preparar el helicóptero. No es bueno para la institucionalidad ni la democracia".

Embed

El dirigente social desestimó que la reglamentación de la ley, que se publicó este viernes en el Boletín Oficial, haya calmado las aguas en los movimientos de la economía popular. "Los compañeros nos piden mayor firmeza", resaltó, en referencia al plan de acción que impulsarán.

Al respecto, adelantó que el mismo se llevará adelante el próximo 15 de marzo y que incluirá "asambleas, ollas populares y cortes de ruta y calles" en "más de 300 puntos" de todo el país, para reclamarle al Gobierno que cambie su modelo económico. "El plan va en detrimento de los trabajadores en general. El Gobierno no escucha ni ve y tiene un proyecto económico para las minorías", sostuvo.

Respecto del clima social, advirtió que están "recibiendo de las asambleas populares un hartazgo muy creciente" y que si la CGT no pone fecha a un paro general "vamos a definir otra medida" en paralelo.