Durante su discurso contra la reforma previsional, la diputada Victoria Donda se hizo eco de las quejas en las calles y la realización de cacerolazos en varios puntos de la Ciudad.

“Mientras nos piden diálogo y paz, en la Ciudad se respiran. La única paz que puede existir con ese nivel de represión es la paz de los cementerios”, les remarcó Donda a los legisladores oficialistas. “La democracia se construye escuchando”, advirtió.

“Cuando ustedes discutan un proyecto de ley para defender a los más pobres, más débiles, ahí vamos a estar nosotros. Mientras ustedes sigan tozudamente pretendiendo sancionar un proyecto que lo único que hace es perjudicar a los más pobres, ahí nosotros no vamos a estar”, adelantó.

“Ustedes no quisieron escuchar hoy cuando miles y miles se concentraron en la plaza. Ahora van a tener que escuchar lo que pasa en cada esquina, porque es la sociedad que se hace escuchar”, dijo, al sacar una cacerola y levantarse para reclamar adentro del recinto.

Embed

LEER MÁS: La Cámara ratificó la decisión de la jueza agredida por Macri