La desocupación saltó a su nivel más alto en 10 años. El Instituto de Estadísticas y Censos (INDEC) reveló que en el primer trimestre del año se disparó al 9,2%, 1,6 puntos más que el cuarto de 2016 y 2,1 puntos contra el primero de 2015.

En los primeros tres meses del año, 212.000 personas se sumaron a la búsqueda de trabajo en las grandes ciudades. Desde 2015 se perdieron cerca de 478.000 puestos de trabajo en todo el país.

En el primer trimestre de 2017, el desempleo fue del 9,2%. Cuando Jorge Todesca asumió las riendas del INDEC decidió discontinuar la serie, por lo que no existe el dato de 2016 para compararlo. En la gestión anterior del ente estadístico nacional, la desocupación no había sido tan elevada hasta 2007.

En 2015, último año de Cristina Kirchner, la falta de empleo afectó al 7,1% de la población económicamente activa. En el primer trimestre de 2014 se relevó idéntico guarismo.

En 2013 había subido ligeramente al 7,9%, mientras que en 2012 fue también del 7,1%. El INDEC intervenido había registrado una variación poco fluctuante para ese lustro, con un 7,4% para 2011.

LEER MÁS: La desocupación aumentó al 9,2% en el primer trimestre

También hubo escasa variación en los años precedentes. En 2010 la desocupación fue del 8,3%, en 2009 del 8,4% y en 2008 del 8,4%. La primera cifra tras el desembarco del Ministerio de Economía de Felisa Miceli en el organismo estadístico fue el 9,8%, en 2007.

El dato del desempleo surge de la encuesta permanente de hogares (EPH) y sólo el INDEC tiene la estructura necesaria para poder relevarlo a nivel nacional, por lo que el salto de la serie en el primer trimestre de 2016 imposibilita cualquier tipo de análisis para ese año.

En esta nota