En poco tiempo, el grupo Indalo pasará a manos de OP Investment, un fondo de inversión que tiene a Ignacio Rosner como una de sus caras visibles pero a Marcelo Mindlin por detrás. Finalmente, la presión del Gobierno nacional contra el único grupo de medios opositores surtió efecto.

"La orden que tenemos es destruirlos", confesaron desde la AFIP al diario La Nación, en una nota que lleva la firma de Hugo Alconada Mon. Así, desde el organismo recaudador blanquearon de forma cruda cuál era la intención del Gobierno con Indalo, y que empezó a materializarse con el despido de Roberto Navarro de la emisora tras las PASO.

Solo falta la autorización de la Justicia para que se consume la venta de las empresas constructoras, energéticas y medios de comunicación al holding manejado por un ex SIDECO y Clarín y que presentó como otro de los administradores a un ex síndico de Edenor, propiedad de Pampa Holding.

Según cuenta el periodista, los actuales dueños, Cristóbal López y Fabián De Sousa, se mostraron preocupados por la avanzada del Gobierno, más luego de la detención del diputado Julio De Vido en una causa por la que aun no fue siquiera indagado.

"Por momentos, al ver imágenes como las de De Vido, se exaspera y llora", dice Alconada sobre De Sousa, que habría dicho a sus allegados: "No quiero que mis hijos me vean así. Antes que eso me pego un tiro".