La jueza y ex esposa del fallecido fiscal Alberto Nisman, Sandra Arroyo Salgado, realizó una polémica declaración sobre el gobierno anterior al afirmar que tuvo "papel de dictadura".

La magistrada afirmó: "En los días que discurrieron entre la denuncia y el momento de su muerte, el papel del gobierno anterior fue más propio de una dictadura que de una república".

Y agregó Arroyo Salgado: "Avasalló por completo la división de poderes, movió todos sus alfiles del Ejecutivo y Legislativo, a los que se sumaron otros colegas del mismo Poder Judicial, para atacar de forma deliberada e indebida el trabajo y la persona de Nisman".

Embed

Sobre la muerte del fiscal, la jueza aseveró: "Que Alberto Nisman fue víctima de un asesinato es un hecho de la realidad científicamente probado en el expediente por esta querella", afirmó la magistrada en una entrevista publicada hoy por el diario Perfil. Y aseguró no tener "dudas de la participación de Diego Lagomarsino por múltiples elementos de juicio".


Además, manifestó que "luego de su muerte, el papel del gobierno de Cristina Kirchner fue más triste y vergonzoso aún, pues, además de seguir atacando cobardemente el trabajo y la memoria de Nisman sabiendo que él no se podía defender, motorizó una campaña de desprestigio público y mediático".

En esta nota