El gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, sostuvo este viernes que la demora del acuerdo entre el Gobierno nacional y la empresa Láctea Sancor, "produjo el perjuicio adicional de más de 200 millones de pesos".

Sin embargo, el mandatario santafesino calificó de "una muy buena noticia" el anuncio de que se desembolsarán 450 millones de pesos para impedir el quiebre Sancor.

"Si bien se demoró demasiado y esto produjo perjuicio adicional a la empresa de más de 200 millones de pesos tranquilamente por las pérdidas sufridas en estos 60 días de negociaciones", puntualizó Lifschitz.

Anoche, se alcanzó un acuerdo entre el Gobierno, las cámaras empresarias y los sindicatos del sector, para instrumentar el salvataje a la empresa láctea, anunció el ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile.

"Es una muy buena noticia, especialmente para las familias que directa o indirectamente viven de la actividad de Sancor. Ahora tienen una mejor expectativa para los próximos tiempos", afirmó el gobernador de Santa Fe.

Además, consideró: "Esta ayuda le permite a Sancor salir de terapia intensiva".

"Esto no quiere decir que el paciente esté totalmente recuperado", precisó Lifschitz en declaraciones a la radio LT8 de Rosario.

Finalmente destacó que "hay que estar muy atento a lo que pase en los próximos 60 ó 90 días para ver como se recupera la actividad de la empresa, y cómo se salda la deuda con los trabajadores".

"Evidentemente, la moneda de cambio ha sido el gremio que bajado muchas de sus pretensiones en una actitud que hay que destacar de los trabajadores, de colaborar, de no poner obstáculos a este arreglo", añadió.

El acuerdo incluye, además de la constitución de un fideicomiso que manejará los 450 millones de dólares, una reestructuración en los salarios del personal jerárquico de Sancor.

En esta nota