La candidata a senadora por Unidad Ciudadana, Cristina Kirchner, se refirió este jueves al feminismo en la Argentina y su postura sobre el aborto, durante su entrevista radial a Victor Hugo Morales.

LEÉ MÁS: Cristina confesó que tuvo un aborto espontáneo que la "marcó"

En diálogo con la AM 750, la ex mandataria habló al movimiento #NiUnaMenos y destacó una anécdota de su visita al parlamento europeo: "Las eurodiputadas me preguntaron por el movimiento y no solo lo conocían sino que se tomó como emblema y ejemplo de la lucha feminista en la vieja y culta europea".

Además, resaltó que "por primera vez exportamos nosotros un modelo de ideas y de pensamientos de la sociedad".

"Con respecto al aborto, mi posición es conocida", arrancó para referirse a uno de los temas sociales más candentes en la actualidad y continuó: "La discusión está en la sociedad y la sociedad lo va a discutir independiente me de las posturas que tengamos cada uno".

"Por primera vez exportamos nosotros un modelo de ideas y de pensamientos de la sociedad"

Luego contó que ella en particular no está a favor por la perdida de un hijo entre Máximo y Florencia Kirchner, por abortó espontaneo y no se pudo salvar por la tecnología del momento: "Eso me marcó".

Por otro lado, resaltó que le molesta "la estigmatización de un lado y el otro, fundamentalmente de las que están en contra del aborto y dicen que las otras son brujas que deberían ser quemadas en la hoguera": "Esa actitud jamas, y no la tengo con ninguna idea, me conocen, me gusta debatir, convencer y me dejo convencer si tienen buenas ideas", enfatizó la ex mandataria.

"El Congreso siempre termina receptando cuando la sociedad lo aceptó previamente"

También remarcó que "cada cosa debe ser analizada en su contexto histórico social y de sentido común" y recordó la amenaza de independencia de la provincia de Corrientes cuando se incorporó a finales del siglo XIX la figura de matrimonio civil.

"Cuando se pueda dar esta discusión en un marco civilizado sin estigmatizaciones, el Congreso lo va aceptar, porque siempre termina receptando cuando la sociedad lo acepto previamente. Lo que es imposible es discutirlo parlamentariamente si la sociedad no lo ha procesado", finalizó.