Gildo Onorato, dirigente de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), sostuvo hoy que desde ese sector respetan "los tiempos orgánicos" de los sindicatos que no terminan de definir un paro nacional pero aclaró que la realidad de los sectores que se encuentran en la informalidad "es muy distinta" porque "no hay colchón social".

"Tenemos una agenda propia que la profundizaremos, estamos planificando para mediados de noviembre una masiva movilización al Congreso", señaló el también dirigente del Movimiento Evita en diálogo con AM 750.

En ese sentido, aclaró que se sumarán "masivamente" a la CGT si esa central decidiera lanzar una medida de fuerza. La CTEP, una de las organizadoras de la jornada con mil ollas populares que se celebró esta semana, impulsa un proyecto de ley que declare la emergencia social y la creación de un registro de la economía popular.


"Buscamos la creación de un millón de puestos de trabajo con contraprestación efectiva, que no sean planes o subsidios", señaló Onorato, quien anunció una movilización al congreso para mediados de noviembre al Congreso, ya que "está claro que la justicia social no llueve del cielo".

Seguidores de las palabras del papa Francisco sobre "la economía del descarte", desde la CTEP denuncian que "el capital tiene la posibilidad de generar profundas ganancias sin la necesidad del empleo humano, con la tecnología, lo que va generando la exclusión, que va sumergiendo a millones en condiciones de subsistencia".

En esta nota