La Corte Suprema de Justicia pidió este miércoles informes como consecuencia de la filtración de escuchas telefónicas de conversaciones entre la ex presidenta Cristina Kirchner y Oscar Parrilli. El Tribunal giró los informes a la oficina encargada de intervenir teléfonos en el marco de investigaciones judiciales y al juez federal Ariel Lijo.

Resolvió hacerlo a partir de un pedido del ex titular de la Agencia Federal de Inteligencia para que se inicie un sumario por la filtración de la escucha.

Días atrás, se filtró una escucha al teléfono de Parrilli, en la cual dialogaba con la ex presidenta Cristina Kirchner. Se hizo en el marco de la causa que investiga el presunto encubrimiento del ex prófugo Íbar Pérez Corradi.

LEE MÁS "Para un fiscal, la filtración de audios de Cristina es una maniobra política"

Sin embargo, luego trascendieron otras conversaciones, en las que Cristina habría insultado a la conducción del PJ y al senador Miguel Ángel Pichetto. Anoche, el canal Todo Noticias informó sobre nuevas conversaciones en las cuales Parrilli calificaría a Sebastián Casanello como un juez influenciable. En ninguno de estos casos se difundió el audio original, solo supuestas transcripciones de los mismos.

Al respecto, el ex titular de la AFI anunció que denunciaría penalmente al juez Ariel Lijo, a cargo de la causa en la que se generaron las escuchas. "Las garantías constitucionales están en un tacho de basura", advirtió.

Embed

Angelici, también víctima de filtraciones

Pero el escándalo no alcanzó solamente al kirchnerismo. El presidente de Boca y operador judicial del PRO, Daniel Angelici, fue "escrachado" con otra escucha realizada hace dos años en la cual hablaba con el presidente del Tribunal de Disciplina para que dos jugadores del equipo auriazul no reciban sanciones fuertes y así pudieran jugar el partido desempate contra Vélez.

Tras conocerse las escuchas, Angelici remarcó que conocía de su existencia y las vinculó con que se estaban discutiento "intereses" en AFA. En estos días, la entidad madre del fútbol debate qué oferta por los derechos de televisación aceptar, entre la que está una sociedad de Fox y Turner, con Clarín como socio local.