El arquero de Atlético Tucumán, Cristian Lucchetti habló por primera vez de la enfermedad que padece hace casi 15 años y que se despertó como consecuencia del uso de corticoides para jugar pese a lesiones.

LEÉ MÁS: Kevin Durant se niega a saludar a Donald Trump

"El primer control lo hago al despertarme, después antes de almorzar, cuando me despierto de la siesta, previo a la cena y antes de irme a dormir. Son cinco o seis veces por día seguro, y me pongo insulina entre cuatro y cinco veces por día. A veces uso una que tiene efecto más rápido pero menos duradero y, otras, una más duradera pero que demora en activarse", contó Lucchetti en una entrevista con Enganche, el suplemento deportivo de Página 12.

El ex guardavallas de Boca convive con la diabetes desde los 25 años, cuando se la detectaron a causa de las demoras que tuvo para recuperarse de un simple desgarro. Según relata el propio jugador, su propensión genética hacia esa enfermedad se aceleró como consecuencia de los más de dos años que jugó con infiltraciones de corticoides en Santos Laguna y Racing.

Para el 'Laucha' "fue difícil jugar los primeros partidos sabiendo que era diabético, por el miedo a no saber cómo podía reaccionar el organismo", pero tras unos primeros años "complicados" logró mantener su carrera sin problemas.

LEÉ MÁS: Una ex empleada acusa a Diego Latorre de acoso

"Nunca me impidió hacer nada ni me perjudicó. No hablé nunca del tema porque para mí no implica nada especial en mi carrera, no me victimiza ni nada parecido. Incluso la diabetes se transformó en un desafío que me ayudó a levantarme todos los días con más ganas", consideró el jugador durante la entrevista.

Si bien parece tener todo controlado, el arquero sabe que "es una enfermedad con la que tenés que tener muchas precauciones, y sobre todo mucha conciencia de lo que implica".

En ese sentido, denunció el incumplimiento de la legislación que favorece a los enfermos de diabetes: "Hay una ley nacional de diabetes que no siempre se cumple. Teniendo un sistema de medicina privado a mí durante mucho tiempo sólo me querían cubrir el 70 por ciento de la insulina y los reactivos. Son cosas caras y hay gente a la que le cuesta mucho acceder".

La diabetes nunca fue algo ajeno para los Lucchetti, ya que el hermano del ex jugador de Banfield padece el mismo problema desde los 4 años. "Con él vivimos muchas cosas complicadas, con episodios de hipoglucemia que hacían que varias veces tuviese que venir una ambulancia a la madrugada a mi casa y hasta llegó a estados de coma", reveló.

LEÉ MÁS: Así juega Saracchi, el nuevo refuerzo uruguayo que quiere River

Sin embargo, al igual que el arquero supo sobreponerse a la situación y utilizarla a su favor, la familia consiguió hacer lo mismo y transformar la enfermedad en una forma de ayudar a otros. "Mi mamá creó una mutual de diabetes en Luján de Cuyo con un banco de insulina para las personas que no tenían acceso", comentó el mendocino.