El secretario de Cooperación con los Poderes Judiciales, ministerios Públicos y legislaturas, Gonzalo Cané, reveló que la Gendarmería limpió las camionetas con las que perpetraron la represión en Chubut el día en que desapareció Santiago Maldonado.

“Gendarmería tenía que limpiar las camionetas por una cuestión de reglamento”, afirmó Cané, funcionario del Ministerio de Seguridad, en una entrevista con el portal La Izquierda Diario.

gonzalo cane.jpg

De esta forma, relativiza las últimas pericias que se realizaron sobre las camionetas de Gendarmería. Allí no fue posible encontrar ningún rastro de ADN de Santiago Maldonado en los vehículos. Para la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, eso demostraba que no hubo desaparición forzada en el caso del joven tatuador.

Luego, el Gobierno comenzó a enarbolar la teoría de que Maldonado pudo haber desaparecido por el accionar aislado de un gendarme en medio del operativo del 1 de agosto, pero que eso no implicaba que la fuerza en su conjunto estuviera involcurada.