Con la excusa de recuperar días de clase perdidos por paro de docentes, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, decidió eliminar seis jornadas específicas de la agenda educativa de este año, entre las que se encuentran dos días en los que se debería discutir sobre Educación Sexual Integral (ESI) y violencia de género, y cuatro más de perfeccionamiento y debate.

Sobre esto, el secretario general de UTE, Eduardo López, expresó que la decisión del gobierno porteño "demuestra que la gestión Pro no sólo atrasa 40 años en materia pedagógica sino también en términos de Educación Sexual e Igualdad de Género". Y sumó: "Transformar una perspectiva educativa transversal en una 'clase alusiva' pone de relieve la incomprensión del tema por parte de las autoridades educativas de la ciudad en momentos en que la sociedad asume la dimensión educativa de una problemática social que tiene entre sus consecuencias más graves los múltiples casos de feminicidios".

Otro gremio que repudió la decisión y convocó a una marcha en la Plaza de Mayo para exigir la restauración del programa anual original fue Ademys. “Fueron sacadas de manera unilateral porque claramente es para sancionar e intentar desarrollar nuevamente un camino de disciplinamiento por los paros”, explicó Jorge Adaro, secretario general de Ademys a Página/12.

LEER MÁS: Sin paritarias, la Ciudad pretende que los docentes trabajen sábados

A través de un comunicado, la ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, explicó que se había decidido suspender las dos jornadas anuales previstas para el 28 de junio y el 25 de octubre en las que se abordaría la educación sexual, como dicta la Ley nacional 26.150. El Ministerio propuso que esos contenidos se incluyan “conjuntamente con los contenidos pedagógicos".

Además de incumplir el Programa Nacional de Educación Sexual Integral, Acuña suspendió las jornadas de Espacio de Mejora Institucional del 9 de mayo, 30 de agosto, 19 de octubre y 7 de diciembre, que deberán incluirse en “horarios alternativos” que no comprometan el cumplimiento del Calendario Escolar 2017.

En esta nota