La inflación de septiembre fue de 1,3% en la Ciudad de Buenos Aires, por lo cual acumuló en lo que va del año un incremento de 32,8%. Así, la trayectoria interanual de ese indicador se desaceleró por segundo mes consecutivo, hasta 43,1%, lo cual representó una leve disminución de 0,4%.

La variación del Índice de Precios al Consumidor de la Ciudad de Buenos Aires (IPCBA) respondió principalmente a las subas de las divisiones Alimentos y bebidas no alcohólicas, Prendas de vestir y calzado y Recreación y cultura, que en conjunto explicaron el 47,8% del alza del nivel general.

El segmento de Alimentos y bebidas no alcohólicas promedió un incremento de 2%, por lo cual contribuyó con 0,34% a la variación mensual. Los principales aumentos se registraron en Carnes y derivados, con 1,8%; Pan y cereales, con 2,4%; Aguas minerales, bebidas gaseosas y jugos, con 3,5%; y Leche, productos lácteos y huevos, con 1,6%.


Por su parte, el rubro Prendas de vestir y calzado se elevó 2,8%, al aportar 0,19% a la evolución mensual de los precios al consumidor. En tanto, recreación y cultura registró un aumento de 1,2% e incidió 0,12% a la variación del nivel general.

Las subas más destacadas fueron las de servicios recreativos y deportivos y en los libros, que fueron atenuadas por las caídas en los precios de los paquetes turísticos y de los equipos informáticos.

En esta nota