Tras el fuerte operativo represivo ejecutado por las fuerzas de seguridad sobre la movilización que se llevó a cabo contra la reforma previsional, la Comisión Intermaericana de Derechos Humanos (CIDH) salió a repudiar el despliegue llevado a cabo por el gobierno de Mauricio Macri.

En un comunicado de prensa titulado "CIDH expresa preocupación por la actuación de la fuerza policial en protestas y agresiones a periodistas en Argentina", la organización alertó sobre los peligros de este tipo de acciones, donde se ve un "uso inadecuado e indiscriminado de la fuerza".

"En democracia, los Estados deben actuar sobre la base de la licitud de las protestas o manifestaciones públicas y bajo el supuesto de que no constituyen una amenaza al orden público", reza el comunicado.

Embed

Asimismo, remarcaron que "la criminalización de la movilización y la protesta social, sea a través de represión directa a los manifestantes, o a través de la detención arbitraria de manifestantes y proceso criminal, es incompatible con una sociedad democrática donde las personas tienen el derecho de manifestar su opinión pacíficamente".

Las críticas de la CIDH recaen sobre las dos represiones llevadas a cabo por el Gobierno: la del 14 de diciembre, en donde la sesión para debatir la reforma previsional se suspendió, y la del lunes 18, tras lo cual el proyecto finalmente se convirtió en ley.