Los polémicos dichos del Presidente desde Holanda, acusando a los manifestantes por la falta de inversiones, causó la respuesta desde la oposición. Fiel a su estilo, el diputado del Frente Renovador, Felipe Solá, no se la dejó pasar y le retrucó.

Macri había afirmado en el último día de su visita a los Países Bajos que la "conflictividad social" afectaba la llegada de inversiones. "Todo influye, lo que está en discusión es si este cambio cultural es producto de una decisión de los argentinos o solamente de la decisión de un Presidente", dijo insólitamente.

LEE MÁS

Embed

Ante esto, Solá recogió el guante y fustigó al jefe de Estado: "Hay que dejarse joder, sin chistar. La Argentina ideal es con inversores. Y con mudos", escribió en su cuenta de Twitter.

Embed