Cristina Kirchner arremetió contra los funcionarios nacionales y amigos de Mauricio Macri se beneficiaron a sí mismo desde sus cargos. Puso en vilo a los ministros de Energía, el jefe de la Agencia Federal de Inteligencia y al propio jefe de Estado.

Consultada por un periodista de Infobae por empresarios vinculados a la gestión anterior que ahora tienen causas judiciales en su contra, Cristina Kirchner cuestionó a quienes se desempeñan dentro del Estado en la administración de Cambiemos y sacan rédito personal de sus funciones.

“Me parece mucho más grave que el accionista de Shell, como (Juan José) Aranguren, decida importar combustible de Shell”, refutó Cristina, sobre el contrato que firmó el Ministerio de Energía donde compra gas en Chile a la petrolera anglo-holandesa a un precio muy superior al que se puede conseguir de Bolivia, como había mostrado El Destape.

LEER MÁS: Pese a estar imputado, Aranguren volvió a beneficiar a Shell

A esto le sumó: “Me parece terrible que, por ejemplo, blanquee un amigo del Presidente, (Nicolás) Caputo, que también es dueño de empresas eléctricas y se aumentan las empresas eléctricas”.

“Me parece terrible lo del Correo (Argentino), cuando el Presidente decide una deuda de $ 70.000 millones a favor de su empresa. Eso sí me parece espantoso. Escandaloso”, en referencia a la denuncia que realizó la fiscal general ante la Cámara Comercial, Gabriela Boquin, por el intento de autocondonación del pasivo de la compañía de la familia Macri.

Mostró, en cambio, que los procesos penales en su contra no poseen el mismo tenor. “Que alguien me alquile un inmueble a precio de mercado, porque no es un inmueble que no vale nada, no, me parece un contrato de locación”, comparó. “El Presidente le alquila su casa al titular de la AFI (Gustavo Arribas) ¿Te parece bueno que el que maneja fondos reservados le alquile una casa al Presidente?”, remató.

En esta nota