La CGT realizará este martes por la tarde una movilización a Plaza de Mayo junto a las dos CTA y los movimientos sociales con un abanico de demandas al Gobierno que incluyen el rechazo a la "flexibilización laboral y la reforma previsional", además de la "defensa del empleo".

La convocatoria es a las 15 en la histórica plaza porteña bajo las consignas "defensa de los puestos de trabajo", "paritarias libres", "rechazo a la reforma previsional", "rechazo a la reforma laboral", "aumento de emergencia por una jubilación digna", "rechazo a las políticas represivas" y "aparición con vida de Santiago Maldonado.

El viernes pasado, la CGT selló el apoyo de la CTA de los Trabajadores y de la CTA Autónoma en una reunión en la que participaron el integrante moyanista del triunvirato de la CGT, Juan Carlos Schmid; el secretario gremial de esa central y número dos de Camioneros, Pablo Moyano; los secretarios generales Hugo Yasky y Pablo Micheli, y los titulares de los gremios docentes Ctera, Sonia Alesso, y Suteba, Roberto Baradel.

En la reunión, realizada en la sede de la CTA de los Trabajadores, los dirigentes firmaron un documento en el que expresaron la "decisión de construir lazos de unidad en el movimiento obrero para enfrentar las políticas de ajuste que el Gobierno quiere imponerle a los trabajadores y a nuestro pueblo".

Por su parte, las organizaciones sociales Movimiento Evita, CTEP, Barrios de Pie y la Corriente Clasista y Combativa también participan de la marcha, en medio de su reclamo por la implementación plena de la Ley de Emergencia Social y la sanción de la Emergencia Alimentaria.

La izquierda trotskista y el gremialismo clasista marchan con una columna independiente hacia Plaza de Mayo desde la carpa que los trabajadores despedidos de Pepsico montaron frente al Congreso.

En esta nota