Héctor Daer salió al cruce del diario Clarín y enfatizó que "el Gobierno no llamó" a ningún integrante de la central para reunirse tras la marcha del martes, pero advirtió que el Ejecutivo "tiene toda la agenda de reclamos" que se plantearon en la movilización.

El dirigente gremial desmintió que Mauricio Macri haya llamado a la central sindical para evitar que realizaran la marcha o, al menos, que no le pongan fecha al paro general, como finalmente ocurrió y que resultó en serios incidentes por parte de los manifestantes.

En cuanto al paro, puntualizó que el jueves se va a reunir el consejo directivo de la CGT para definir "si hay una medida de fuerza y qué día es". "Si tenemos que fijar la fecha, la vamos a fijar. Nunca estuvo en discusión", sentenció el titular del gremio de la Sanidad, quien descartó internas dentro de la central, por lo que sentenció que "si hay una visión de pretender dividir al movimiento obrero, se van a equivocar".

Daer anunció que el jueves se reúnen para ver "si hay una medida de fuerza y qué día es"

Consultado sobre si hubo alguna comunicación por parte de algún funcionario nacional tras la movilización, respondió: "El Gobierno no nos llamó para reunirnos ni a mí ni a ningún otro dirigente".

Sin embargo, señaló que el Ejecutivo "tiene toda la agenda de reclamos" que la central expuso durante la multitudinaria concentración frente al Ministerio de Producción.

En cuanto a las demandas para frenar la huelga, sostuvo que el "Gobierno tiene que anunciar que cambia su política aperturista indiscriminada por una política de desarrollo, de defensa de la industria; tiene que decir que deja de lado su postura de pretender ponerle tope a la discusión paritaria; tiene que dejar de generar hechos que transfieran, directa o indirectamente, beneficios a los que más tienen".