La titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, criticó el editorial del diario La Nación contra la lucha de la organización defensora de los Derechos Humanos y consideró que "hace acordar mucho al lenguaje que la dictadura" usó contra los desaparecidos.

Carlotto resaltó que "era impensable” volver a tener que luchar “contra un lenguaje dictatorial”. Y resaltó que la campaña en su contra se enmarca en “el plano de la persecución a los luchadores de los Derechos Humanos".

Embed

Asimismo, sostuvo que “denigran y desprestigian” el trabajo de las Abuelas y que “en vez de informar, deforman y ofenden”. “Ni en plena dictadura los dictadores hablaban así de nosotras. Hablaban de nuestros hijos. Y esta gente habla de nosotros que somos lo que estamos buscando que todos los que han delinquido, los genocidas, paguen y sean juzgados con todo el peso de la ley”, enfatizó.

"Están profundizando la grieta sembrando el odio", remarcó la titular de la entidad que este año cumplió 40 años de trayectoria.

En ese sentido, la presidenta de Abuelas afirmó que el trabajo de la organización es “para el bien de todos” y que se hace “con respeto”, al tiempo que calificó como una “falta de respeto inconcebible” la publicación de La Nación.

El matutino definió como “sed de venganza” la tarea de las Abuelas y acusó a Carlotto de “distorsionar” la finalidad de las organizaciones al no “evitar las contradicciones y las polémicas” del “dinero, la ambición y el personalismo militante”.

“¿Dónde está el Presidente? Tiene que decir algo”, reclamó la multipremiada por su lucha al frente de Abuelas. "Se han extralimitado. Voy a analizar con el equipo de abogados qué consecuencias va a traer esta nota que no está firmada, por lo tanto es del dueño del diario", sentenció.