La Casa Rosada utilizó su página web oficial para publicitar la marca de la primera dama, Juliana Awada.

"Antes de convertirse en la Primera Dama de Argentina en diciembre de 2015, Juliana era una reconocida empresaria e ícono en la industria textil y de moda que modernizó la marca de ropa Awada que sus padres fundaron en los años 1960. Hoy Awada es una de las marcas más exitosas y aprobadas en Argentina, proporcionando diseños innovadores y elegantes para mujeres dinámicas y emprendedoras", dice el sitio web.

El Casa Rosada además define a Awada una "Primera Dama que en la Ciudad siempre mantuvo un bajo perfil en los medios de comunicación y dedicó sus energías a apoyar a su marido y a criar a sus dos hijas".

Embed

A Juliana Awada le abrieron una causa, luego de que con una cámara oculta mostraran que Cheeky - su marca- tenía un taller clandestino con cama adentro donde 13 personas eran sometidas a la servidumbre y el hacinamiento.

Awada fue sobreseida en la causa, luego que Cheeky declarara que las relaciones laborales y jerárquicas son responsabilidad de los titulares del taller. “Nuestra firma paga a cada uno de esos talleres las partidas de prendas que concluyen. Todos expiden facturas por los servicios que ofrecen a la compañía y nuestra firma satisface esas prestaciones únicamente con cheques”, explicó.

La jueza María Fontbona de Pombo sobreseyó a Awada y los demás dueños. El fiscal apeló y la Cámara confirmó la decisión de levantarles la imputación por el delito de “reducción a la servidumbre de costureros bolivianos con documentación irregular”.

En esta nota