La diputada nacional Elisa Carrió dejó su casa a medio construir en Capilla del Señor, en el partido de Exaltación de la Cruz por falta de fondos.

"Lilita", de gran evocación religiosa eligió el sitio para construir su hogar por su nombre católico. "Si de verdad se llama así, tengo que ir a vivir ahí", le dijo la diputada a su equipo de trabajo, según afirma el portal de noticias Perfil.com.

Embed

En el 2012 compró un lote de 4.240 metros cuadrados en el country Club de Campo Chacras de la Cruz. "Siempre quise vivir en una chacra", se convenció.


Aún hoy, la casa todavía se está edificando pero ya tiene su polémica debido a que fue denunciada por enriquecimiento ilícito aunque el juez Sergio Torres decidió desestimar la denuncia. Mientras tanto, Carrió alquila otra vivienda en el mismo barrio privado. "Le cuesta lo mismo que alquilar un departamento de tres ambientes en Capital", señaló su vocero a Perfil.


En esta nota