El ex vicepresidente Amado Boudou pidió “no bajar los brazos” ante la violencia que ejerce el Gobierno para sancionar leyes antipopulares, como la reforma jubilatoria. Hoy presentó un requerimiento para que el juez Ariel Lijo revoque su detención.

“Cuando la oscuridad y la violencia en sus diversas formas se apoderan de las instituciones, los argentinos tenemos derecho a presentir lo peor”, escribió Boudou desde el penal de Ezeiza. “Gracias por mantener la llama de una patria libre, justa y soberana. A no bajar los brazos”, redactó el economista.

Embed

En el día, la defensa del exfuncionario pidió que se le otorgue el arresto domiciliario "bajo control de pulsera electrónica", en el marco de la causa en la que está acusado por los delitos de asociación ilícita y lavado de dinero. El magistrado cuenta con 24 horas para resolver el pedido.

Se encuentra en el penal de Ezeiza desde el 3 de noviembre por la supuesta posibilidad de que obstruya la investigación de la causa Ciccone, según dispuso Lijo en su momento.

En esta nota