La Cámara Federal de Apelaciones rechazó el sobreseimiento del diputado Eduardo Costa por lavado de activos. La causa es una de las que comenzó con los Panamá Papers y ahora continuará en manos de la Justicia.

Para la operatoria, el legislador nacional de Cambiemos utilizó la empresa fantasma Holmen SA, accionista de El Tehuelche desde 2003. Para la Procelac, el dinero girado desde Uruguay pertenecía al propio Costa, según un dictamen firmado en diciembre de 2014.

El esquema utilizado para evadir y lavar dinero continuó en el tiempo, tal como lo afirmó la Procelac. Al menos hasta enero de 2016, Holmen SA siguió dentro de El Tehuelche, representada en Uruguay por prestanombres con un frondoso prontuario offshore.

LEER MÁS: El increíble error de Clarín sobre Macri y los Panamá Papers

Los abogados de Costa, que forman parte del estudio Jurídico de Ricardo Gil Lavedra, presentaron un pedido de sobreseimiento, que fue desestimado los primeros días de junio, según reveló el periodista Sebastián Premici.

En esta nota