La Cámara Federal de Comodoro Rivadavia fijó una audiencia para este jueves en la que la abogada de la familia de Santiago Maldonado, Verónica Heredia, podrá exponer los argumentos de la recusación del juez federal Guido Otranto.

LEÉ MÁS: En un mega operativo, juez Otranto detuvo a una integrante de la comunidad mapuche

La familia de Maldonado pidió apartar a Otranto de la cauasa por la búsqueda del joven artesano.

Este lunes Sergio Maldonado, hermano de Santiago, denunció que el juez no lo dejó pasar ni él ni a su abogada a la zona de la comunidad mapuche donde se realizó un megaoperativo en búsqueda de elementos que permitan avances en la investigación, por lo que consideró que la acción es inválida y calificó de "delincuente" a Otranto.

"Este operativo es una payasada. Lo voy a denunciar (a Otranto) en todos lados, en la Corte Interamericana (de Derechos Humanos), en todos lados porque es impresentable, tiene que estar preso ese tipo, es un delincuente", enfatizó el hermano del joven de 28 años.

En declaraciones a la prensa, señaló: "Al no estar nosotros (el operativo) no tiene validez, corre por cuenta de ellos. El temor mío es que vayan y tiren a mi hermano ahí adentro e inventen otra cosa".

La audicencia por la recusación de Otranto fue convocada para el próximo jueves a las 10:45, según publicó Infobae.

La querella que representa a la familia de Maldonado, a cargo de la abogada Verónica Heredia, recusó a Otranto por temor de parcialidad y por la falta de avances en la búsqueda.

Señalaron que el magistrado no investiga ni a la Gendarmería Nacional ni quiere determinar cuál fue el rol de Pablo Noceti, el jefe de Gabinete del Ministerio de Seguridad, en los hechos.

Otranto contestó el viernes pasado que la única causa a su cargo es la búsqueda de Maldonado y que ninguno de las cuestionamientos de la querella se vincula con la causa.

Así, rechazó la recusación y la elevó a la Cámara Federal de Comodoro Rivadavia a donde llegó el misma día.

La recusación la tienen que resolver los jueces Javier Leal de Ibarra, Aldo Suárez y Hebe Corchuelo de Huberman.

Después de la audiencia tienen 48 horas para hacerlo, según establece el Código Procesal Penal de la Nación.

Si la rechazan, Otranto seguirá siendo el juez de la causa y si aceptan el apartamiento de Otranto el expediente cambiará de juez.

Ante esa situación, el caso pasará a alguno de los otros siete juzgados federales del sur del país-son ocho con el de Esquel- que están bajo la jurisdicción de la Cámara.