El Banco Central se prepara para renovar 470 mil millones de pesos en LEBACS y alimentar así a la bicicleta financiera que mantiene en jaque a la actividad económica pero no logra contener del todo a la inflación. La burbuja que creó la entidad monetaria ya supera las reservas y la base monetaria.

Inclusive, se aguarda una suba de la tasa de interés de las Letras, que en la última colocación llegó al 24,25% anual para las colocaciones a 35 días. Según informó la agencia Noticias Argentinas, la misma ascendería hasta 25,5%.

La bola de nieve creada por Sturzenegger no cesa. Según los últimos datos de la entidad monetaria, el valor nominal de Lebacs asciende a 837.637 millones de pesos y supera a la cantidad de billetes y monedas en la calle ($589.326 millones) y a las reservas del Banco Central: U$S48 mil millones, contando los dólares provenientes de la deuda. Al tipo de cambio actual, las LEBACs equivalen a más de 54 mil millones de dólares.

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) reportó recientemente que la inflación de abril fue del 2,6 por ciento mensual, con un acumulado del 9,7 por ciento en los primeros cuatro meses del año. Esos datos del Indec más los registros provisorios de mayo, que dan una inflación del 2 por ciento para este mes, dan cuenta que el objetivo del Banco Central no se alcanzará a pesar de la alta tasa de interés que afecta la capacidad de reactivación de la economía real, dijo el CESPUP.

Por este motivo, Sturzenegger aplica una medida ortodoxa para quitar pesos a la actividad económica y que no echen nafta a la inflación. Con el riesgo de que, ante cada renovación, incrementa el monto de Letras que la entidad monetaria deberá pagar en algún momento.