La balanza comercial registró en junio un déficit de U$S 748 millones, según informó el INDEC. En el mismo período del año pasado había alcanzado un superávit de U$S 174 millones. Las importaciones crecieron 15,4% a U$S 5.898 millones, mientras que las exportaciones cayeron 2,6% a U$S 5.150 millones.

De esta forma, en el primer semestre el intercambio comercial mostró un rojo de U$S 2.613 millones, a partir de exportaciones de U$S 27.842 millones (+ 0,8%) contra importaciones por U$S 30.675 millones (+15%).

El INDEC precisó que la baja de 2,6% de las exportaciones en junio es producto de caídas de 0,7% en los precios y 1,9% en las cantidades. En contrapartida, la suba de 15,4% de las importaciones se explica por aumentos de 5,8% en los precios y 9% en las cantidades.

LEER MÁS: A semanas de las PASO, el Gobierno gastará $ 8.000 millones más de los presupuestados

Dentro de las exportaciones se observaron bajas de 44% en energía, 8,8% en manufacturas de origen agropecuario y 3,6% en productos primarios. El único segmento en alza fueron las manufacturas de origen industrial que aumentaron 12,4%, por suba de 13,8% en las cantidades vendidas, mientras que los precios cayeron 1,2%.

Con relación a las importaciones, se registraron aumentos en todos los rubros, con excepción de combustibles y lubricantes que expresó una baja de 5%.

Asimismo, el INDEC informó un déficit comercial con Brasil de U$S 699 millones con Brasil, de U$S 385 millones con China, de U$S 269 millones con los Estados Unidos.

En esta nota