Luego de varios meses de resistencia, finalmente la Auditoría General de la Ciudad de Buenos Aires comenzará a investigar las 23 concesiones más importantes de la gestión del PRO, en el período que abarca los mandatos de Mauricio Macri y Horacio Rodríguez Larreta.

El oficialismo se negaba a tratar el estado de las concesiones de la Ciudad, pero luego de la tragedia de Time Warp debió volver sobre sus pasos. La concesión del predio de Costa Salguero, donde se realizó la fiesta electrónica en 2016, está a cargo de una empresa que tiene como accionista al esposo de Carmen Polledo, hoy segunda candidata a diputada nacional por la Ciudad por Vamos Juntos, detrás de Elisa Carrió.

Entre los contratos que pasan a estar bajo la lupa se encuentran la del Centro Buenos Aires Design y el Centro Metropolitano de Diseño, en Barracas, las grúas y los espacios debajo de las autopistas.

Según informaron fuentes de la AGCBA, se busca analizar "los aspectos legales, técnicos y financieros de los 23 contratos, desde el inicio de cada concesión hasta el año 2016". Estos contratos fueron cuestionados por la oposición, como el candidato por Evolución Ciudadana Martín Lousteau. El ex embajador remarcó que el GCBA recibe, por el Buenos Aies Design, un total de 48 mil pesos por mes, pese a ser un espacio amplio en una de las zonas más cotizadas de la Capital Federal.