De forma oficial, la Armada confirmó que el submarino ARA San Juan reportó una avería en las baterías momentos antes de desaparecer. Según informó Gabriel Galeazzi, capitán del navío, el submarino había comunicado a la base naval una avería eléctrica.

Sin embargo, Galeazzi intentó intentó minimizar el hecho: "Es normal que haya averías, todo buque las tiene y se informan en cada momento". Ante la notificación, el submarino decidió cambiar su recorrido hacia Mar del Plata.

Por otro lado, el clima tampoco estaría ayudando a la búsqueda del submarino. En las últimas horas trascendieron imágenes de olas de 6 metros que complican las tareas de rastrillaje. Se espera que las condiciones meteorológicas puedan mejorar en las próximas horas.

Embed

Por su parte, el vocero de la Armada, Enrique Balbi, reveló que los siete intentos de llamadas satelitales detectadas el sábado pasado no provinieron del submarino.

En relación a la notificación de avería, Balbi expresó que "no hay que vincular necesariamente este inconveniente con la desaparición de la nave". Sus dichos se contraponen a los Galeazzi, puesto que el vocero de la Armada afirmó que el principio de avería eléctrica fue debidamente subsanada.