En la última conferencia de prensa, el vocero de la Armada Enrique Balbi descartó que el ruido que se había escuchado en la zona de operaciones fuera de un submarino: "El ruido se analizó y no corresponde a un submarino, a un patrón de golpes de casco en sistema morse". Según el vocero, el ruido podría llegar a ser un ruido biológico.

Sin embargo, Balbi destacó que van a aprovechar la navegación que venían haciendo los dos buques oceanográficos argentinos y un brasilero para que no queden dudas al respecto.

Según Balbi, el ruido constante había sido detectado a la altura de la Península Valdés, a 360 kilómetros de la costa, en el borde del talud, donde hay una profundidad promedio de unos 200 metros.

El vocero de la armada estimó que puede faltar un 20 por ciento de rastrillaje en el área de búsqueda de la nave, al tiempo que no descartó que se vuelva a registrar la zona por donde ya se buscó al submarino.

En esta nota