Tras la confirmación de que hubo una explosión en el submarino ARA San Juan, el vocero de la Armada, Enrique Balbi, brindó un nuevo parte en el cual ratificó que intensificaron la búsqueda de la nave en la zona donde se identificó la anomalía hidroacústica y al final envió un fuerte mensaje a "ciertos interlocutores" de los medios de comunicación debido a la información poco certera que han brindado.

“La Armada y el Ministerio de Defensa trabajamos mancomunadamente, con un claro pedido de colaboración. Después, en cuanto a la precisión de la información que circula en distintos medios a través de interlocutores queremos decirle que la imprecisión de la información afecta directamente a la familia que están viviendo una situación lógica de stress aguda”, exclamó el vocero luego de dar el parte de cómo continuaba el proceso de búsqueda.

Además, aclaró que “la Armada posee toda la información al respecto de esta operación y toda la información está totalmente disponible y documentada para cuando se requiera” y advirtió que “respecto al mantenimiento y estado de las unidades, ninguna unidad de la Armada zarpa si no está en condiciones operativas de navegar y volar”.

Además, subrayó que “la antigüedad de las unidades no implica su obsolescencia, su adiestramiento y mantenimiento es lo que indica el estado operativo, el cual solo puede ser evaluado por profesionales idóneos” y respecto a que a la Armada ya tenía desde hace una semana la información sobre las anomalías hidroacústicas apuntó que “esa información se recibió ayer miércoles por la tarde”. “Si la armada hubiese contado con esa información con anterioridad, se hubiese investigado en esa zona desde el primer momento”, sentenció.

Por último, Balbi detalló que las condiciones meteorológicas “no es adverso por lo que se mantiene unos vientos regulares y un mar nivel dos que permite el patrullado marítimo y patrullaje aéreo. Se han incorporado más buques y en la posición inicial hay seis buques entre nacionales y extranjeros realizando el barrido de fondo”.

Y ratificó que desde la Armada “no harán conjeturas” sobre porqué se produzco el siniestro y aclaró que la capacidad de oxígeno “puede ser más o menos” de siete días.

LEER MÁS: El elogioso informe que presentó Marcos Peña sobre el submarino

En esta nota