El organismo recaudador subió la franquicia libre de impuestos para viajeros al exterior de los actuales U$S 300 a U$S 500 por pasajero, lo que representa un incremento del 66,67% y reducirá la carga de impuestos que deban pagar los turistas cuando regresen al país con productos importados. La medida es válida solo para productos comprados en el duty free.

Los turistas que suelen viajar a destinos como Miami (Estados Unidos), Colombia o Chile son habitués de traer productos importados a precios muy inferiores a los que se pagan en Argentina, como calzado, indumentaria o tecnología. Con esta medida, pagarán menos impuestos si esos productos son adquiridos en los free shop.

Lo que se mantiene igual es el impuesto aduanero, del 50% por sobre el excedente. Así, si una persona declara al ingresar bienes por un valor de 600 dólares ahora deberá abonar 50 dólares de impuestos a la importación (la mitad de los 100 por encima de los 500), cuando antes debía pagar U$S150.

Asimismo, la AFIP anunció que los menores de 16 años verán reducida su franquicia a los 250 dólares. Así, una familia tipo que hasta hoy tenía 1200 dólares de ingresos libre de impuestos ahora tendrá U$S1500. Esta decisión aun no está establecido en una norma oficial.

Embed