El escándalo por la filtración de la escucha teléfonica a Cristina Kirchner y Oscar Parrilli suma un nuevo capítulo: ahora, la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) admitió que intervino en el "análisis" del material por pedido de la Justicia, pese a que ya no forma parte de sus funciones.

LEE MÁS "Marijuan sobre el audio: es poco feliz"

Así lo informó el director de Captación de Judiciales, Juan Rodríguez Ponte, al diario La Nación. "Por indicación del juez, el año pasado nosotros le entregamos todos los CD con las grabaciones de las escuchas a personal de la AFI", dijo el funcionario judicial al matutino. Esa dirección depende de la Corte Suprema, que ayer salió a despegarse del asunto.

"El juez" es Ariel Lijo, quien tiene el caso que investigación sobre el accionar de Parrilli en la búsqueda del ex prófugo Íbar Pérez Corradi. Por este expediente es que se autorizó a "pinchar" el teléfono del ex secretario general de la Presidencia y titular de la AFI.

LEE MÁS

Embed

La Dirección de Captaciones Judiciales fue creada por la Corte Suprema, luego de que un DNU de Mauricio Macri transfiriera el manejo de las escuchas de la órbita de la Procuración General. Anteriormente, la interceptación de comunicaciones estuvo a cargo de la ex SIDE, pero tras el escándalo que suscitó la muerte de Nisman se reformó el sistema de inteligencia.

Históricamente, se ha señalado a la SIDE por haber utilizado las escuchas más como una herramienta de presión política que con el objetivo de esclarecer casos de delitos complejos, su finalidad original.

Anteriormente, el fiscal Guillermo Marijuan reconoció que él no había escuchado el polémico audio y, en cambio, recibió "un informe de inteligencia".

Precisamente, el ex funcionario denunció al Gobierno, lo acusó de hacer "espionaje ilegal" y lo comparó con Watergate, escándalo que le costó la renuncia al por entonces presidente norteamericano Richard Nixon.