Según el Observatorio de Empleo, Producción y Comercio Exterior de la UMET, a pesar de que la actividad económica está alcanzando los niveles de 2015, este recupero está siendo acompañada por un escenario propicio para la precarización del trabajo.

LEÉ MÁS: Arrancó el Cyber Monday, con importantes descuentos

El informe revela una caída del peso de los trabajadores asalariados registrados a costa de monotributistas, lo que está relacionado con un crecimiento de las formas de contratación precarias con menores niveles de protección.

En el periodo de noviembre de 2015 hasta agosto de 2016 se registraron 82.000 trabajadores asalariados privados menos mientras se sumaron 33.500 monotributistas. Por otra parte, desde noviembre de 2016 hasta agosto de 2017 (último dato disponible) se sumaron 54.000 trabajadores registrados del sector privado asalariado y 104.500 monotributistas.

Embed

Al analizar la evolución de los indicadores en cuanto a los trabajadores que gozan de beneficios como las vacaciones pagas, aguinaldo, días por enfermedad, obra social o descuento jubilatorio, se observan distintos grados de empeoramiento para los sectores más vulnerables.

En los trabajadores con menores ingresos, cayó entre 3,6 y 4,1 puntos porcentuales los beneficiarios en los últimos dos años. Además, entre aquellos ocupados que han cursado la escuela primaria como máximo nivel de estudios la proporción de trabajadores que poseen beneficios laborales ha caído entre 1,4 y 2 puntos porcentuales.