El diputado nacional del Frente para la Victoria, Carlos Kunkel, afirmó hoy que Sergio Massa "pone cara de importante y dice la más soberana pelotudez", al cuestionar a su par del Frente Renovador por las críticas permanentes que realiza "al gobierno que integró hasta hace pocos meses", al tiempo que vaticinó "un indudable triunfo peronista" para las elecciones presidenciales de 2015.
"Massita critica a nuestro gobierno diciendo las cosas que va a hacer, pero fue jefe de gabinete y nunca supe que impulsara ninguna de las medidas mágicas que ahora puede hacer", manifestó
Ante una pregunta acerca de si los votos del peronismo pueden dirigirse en 2015 al Frente Renovador, el legislador sostuvo que "Massa puede robar otras cosas, como viene haciendo, pero no votos del peronismo".
"Las supuestas fuerzas opositoras en la Argentina duran dos, tres o cuatro años y después se extinguen", aseveró.
En una entrevista por Nacional Rock, Kunkel explicó que "en el Río de la Plata hay dos proyectos que vienen compitiendo desde siempre: uno agroexportador donde las mayorías están excluidas de buenos niveles de vida y otro de desarrollo que contiene a todos".
"Hablan de un republicanismo abstracto y vaticinan la desaparición del peronismo, pero lo vienen haciendo desde el año 48 y acá estamos 70 años después", planteó.
Según el diputado del kirchnerismo, Massa "pone esa foto de tres cuarto perfil con cara de importante de que está pensando algo y nunca se ha revelado un pensamiento suyo".
"Después dice la más soberana pelotudez: 'Queremos que la gente esté bien', que todo lo bueno siga haciéndose y lo malo sea cambiado y no dice qué es lo bueno qué es lo malo", ironizó.
Kunkel lo cuestionó también por su paso por el gobierno nacional, al recordar que "no dice que cuando fue jefe de gabinete, ayer nomás, cuál de nuestros políticas criticó salvo la critica que hacía como alcahuete de la Embajada de los Estados Unidos", en referencia a las revelaciones publicadas en el libro ArgenLeaks.
Asimismo, vaticinó "un indudable triunfo peronista" para las elecciones presidenciales de 2015, aunque puso el acento en que "esto no es un concurso para ver cuál da la vuelta olímpica sino cuál es el equipo de gobierno que puede profundizar el modelo".