Karina la Princesita Tejeda contó en una entrevista con Matías Martín en Línea de Tiempo los comienzos de su carrera, su dura infancia y adolescencia y hasta dio a conocer cómo se enamoró de Sergio KunAgüero.

La cantante se emocionó hasta las lágrimas cunado recordó su complicada historia de vida, es que Karina sufrió de bullying durante su preadolescencia y su infancia estuvo marcada por la violencia y los conflictos familiares entre sus padres.

"Cuando fui madre aprendí muchas cosas de mamá que no las entendía de chica. Me preguntaba ¿por qué permite? ¿por qué?", relató y confesó: “Viví muchas situaciones de violencia que por respeto a mi papá no las quiero hablar. Todos nos equivocamos".

"A los 8 años no sé por qué razón nos mandaron a vivir con nuestros abuelos unos días. Era extraño y ellos nos mandaban a una escuelita para niños cristianos, para aceptar a Jesús en nuestro corazón", explicó al respecto.

También, Karina recordó un triste momento de su vida que fue el fallecimiento de su abuelo: “Se fue hace muy poquito, el 1º de junio. Con él aprendí a valorar el tiempo. Él estaba internado y dije 'mañana voy', porque ese día tenía muchas cosas para hacer que podría haber dejado de lado. No fui y esa noche me dijeron 'ya se fue' y me arrepiento de no haber ido”.

Embed

Además, la intérprete de Corazón mentiroso contó sobre la fuerte discriminación que vivió en su preadolescencia.

"Te queda el miedo al rechazo y sufrís más que el resto de las personas porque ya conoces lo doloroso que es. Yo tenía 12 años cuando empezó, me cambiaba de colegio y me volvía a pasar lo mismo", relató La Princesita quien cursó su primaria en la Escuela 15 de Olivos.

Entonces, la rubia explicó los motivos del bullying que sufría de chica. "Estaba muy de moda insultar y fumar en la esquina y por ahí como yo no lo hacía era cheta, tonta", afirmó.

"Me pasaron cosas muy feas y muy crueles. Recuerdo llegar al colegio con miedo y quedarme minutos con la mano en el picaporte hasta que me animaba a entrar y cuando llegaba (al aula) me ponían las mochilas en el lugar vacío y decían 'está ocupado, sentate en otro lado' y yo tenía que ir solita a pedirme una mesa en otro salón", cerró compungida.

LEÉ MÁS: El nieto de Maradona podría no ser jugador de fútbol por Agüero