La primera dama, Juliana Awada, usó la Quinta de Olivos para un evento solidario y levantó polémica.

La mujer de Mauricio Macri fue anfitriona la tarde de ayer de un partido de fútbol disputado por jóvenes del centro "El refugio de los pibes" en la Quinta Presidencial de Olivos. Y al partido se sumaron algunos funcionarios nacionales.

"Es muy lindo, una vez más, abrir las puertas de esta Quinta, que poco a poco se fue convirtiendo en un hogar, y ver a todos estos chicos disfrutar de un buen partido de fútbol", dijo Awada sobre la actividad.

"Hoy tuve la alegría de poder cumplir con la promesa", dijo Awada. Y agregó: "Sobre todo a no bajar los brazos ante la adversidad. Siempre da revancha, porque no se trata de ganar, se trata de superarse a uno mismo".