La Superintendencia de industria y comercio de Colombia le impuso a Jorge Hané, el gurú de "Reduce Fat Fast", una sanción de 708 millones de pesos (U$S250 mil) por publicidad engañosa y lo obligó a suspender sus publicidades. Además deberá poner una leyenda en su producto que diga que no es para bajar de peso.

Durante más de 20 años, las publicidades de RFF invadieron los espacios de compra telefónica con la promesa de adelgazar. En febrero de 2017, el colombiano se declaró en quiebra, al no poder hacer frente a los pasivos de su empresa, Jorge Hané Laboratories S.A.S.

En aquel entonces, Hané aseguró que el Gobierno querían sacarlo del negocio y que nunca había sido multado en ninguna parte del Mundo. Con él ya fuera de su país de origen, sus acreedores no recibirán un solo peso.

Embed

El producto se vendía en toda América Latina e incluso, en la Argentina, la propia Susana Gimenez fue participe de las publicidades que luego debieron ser levantadas del aire por la posibilidad de que fuera engañosas.

Embed

"ANMAT prohibió la difusión del comercial en el que Susana Giménez aparece promocionándolo. El motivo fue, según explicó Carlos Benzi, director del Instituto de Alimentos de la ANMAT, que no tenía la debida autorización por el Comité de Evaluación Publicitaria", aseguró el Diario Clarín en 1999.

También, famosos como Osvaldo Laport, los ex Gran Hermano Santiago Almeyda y Natalia Fava, la fallecida actriz Ethel Rojo o incluso el "Pibe" Valderrama estuvieron presentes en los anuncios.

Embed

En esta nota