La marca Uniqlo logró fama en Argentina porque sus camperas las comenzó a usar Lázaro Báez, el empresario patagónico que se encuentra preso en Ezeiza. Y ahora es furor entre los ministros de Mauricio Macri, que llegaron a Japón, de gira con el presidente Mauricio Macri.

De pluma sintética y ultraliviana, las camperas y chalecos de la marca de Tadashi Yanai, fundador de Uniqlo y una de las 100 personas más influyentes del mundo, llegarán a los cuerpos de los funcionarios macristas en Japón.

Es que llegaron ayer a ese país, donde continúa la gira del Presidente para atraer inversiones, uno de los grandes problemas en el modelo de Cambiemos.

Luego de la excursión en China donde los ministros se llevaron a mansalva trajes a medida a 100 dólares, ahora van con todo por las camperas que hizo famoso el empresario preso.

Así lo contó el diario La Nación en su edición de hoy. La delegación argentina terminará su circuito de compras en el barrio Ginza, en pleno Tokio, donde concurrirán a un edificio de 10 pisos que pertenece a la marca Uniqlo.

En esta nota