Supo ser la película más taquillera de la historia hasta que otra película del mismo director, Avatar, lo desplazó. Se trata de Titanic, el clásico film de James Cameron de 1997, que desde hace 20 años viene discutiéndose un terrible error que nunca se reconoció.

LEÉ MÁS: Se entregan los premios Oscar: ¿podrá Leo Di Caprio romper el maleficio?

Embed

La escena en cuestión se encuentra al final, donde Jack, el personaje de Leonardo DiCaprio, muere de hipotermia y se hunde en las aguas heladas. Según los aficionados, el protagonista podría haberse salvado si tan solo Rose le hubiera hecho un lugar en la gran escombro de madera flotante que usó como.

Embed

En diálogo con el diario inglés The Guardian, Cameron reconoció dos décadas más tarde el error de producción: "Me lo preguntan todo el tiempo y ahora puedo decir que sí, que debí haber construido una puerta más pequeña", expresó entre risas el director.

En esta nota