El economista del diario Clarín Ismael Bermúdez cuestionó al Gobierno por tomar deuda externa a cien años y advirtió que la Argentina ya pasó por una situación similar que terminó en la crisis de 2001.

"El Gobierno aumentó 35000 millones de dólares la deuda durante el año pasado y se espera un mismo ritmo durante este año, porque hay que pagar los intereses de la deuda tomada más el déficit fiscal. El problema es que los acreedores podrían cortar el endeudamiento, si ven que la Argentina no está bien y ven que no puede afrontar el pago de intereses. Esto ocurrió en el 2001", explicó Bermúdez.

En una entrevista con Reynaldo Sietecase en Radio con Vos, el economista contó además que el negocio de los acreedores de deuda no es sólo prestar dinero, sino que necesitan la refinanciación por medio de intereses. "El Gobierno pagó una deuda de 1956 con el club de París. Argentina ha sido deudora y siempre ha ido renegociando", explicó el periodista experto en economía.

Embed

"Con este endeudamiento lo que hace la Argentina es pagar intereses de deudas anteriores", afirmó Bermúdez, quien explicó que la tasa con la que se endeudó por cien años el Gobierno fue del 7,9 por ciento, mientras que en el mundo un bono de esa naturaleza tiene un interés no superior al 3 por ciento.

"Con la deuda a cien años, en 14 vamos a amortizar el capital y los 86 años siguientes pagaremos intereses", comentó Bermúdez. Al momento de explicar los motivos que llevan a Mauricio Macri a tomar deuda, el economista dijo que "busca quedar bien con los acreedores".

En esta nota